Momentos claves en la vida de cada uno de nosotros, momentos en los que nos sentimos ahogados, con las ganas de no saber absolutamente de nada ni de nadie, momentos en los que el mundo se te cae (no tan literal) pero si con ese sentir que te hace mirarte al espejo con cierto asco, con cierto desencanto, y puede ser generado por muchos factores, puede ser un desamor no correspondido, tal vez un error tan grave que puedes estar defraudando a alguien sin querer. Es un punto en la cual yo estuve, se lo que es estar tan mal emocionalmente que al verme al espejo, con la barba alta, con el cabello nada aseado, con la mirada de tristeza como si se me hubiera caído la mala suerte, además de que los pandas me estaban por adoptar por las ojeras que me traía, es algo que me recuerdo y fue algo que primeramente no querría volver a pasar, así de simple lo comento es algo que me destruyo por completo el animo y que incluso reboto en más de una persona externa, segundo es algo que realmente necesitaba si lo veo por el lado positivo, ¿de que manera? Pues aprendí un camino escabroso, lleno de soledad, abrumado en esa situación pude ver mas allá de mi y encontrar el único compañero que tiene la razón, y ese soy yo mi mejor psicólogo, quien me da los mejores medicamentos analíticos y que nunca pensé que aparecería en ese momento cuando necesitaba de algo o alguien.

Bien estuve en ese momento por un tiempo considerable ya que no es fácil arrancar solo desde el hueco donde yo mismo me metí, olvidar esa prisión mental que me metí y que había botado la llave, donde yo mismo era mi propio juez, era el jurado que me llevaría mas abajo o me liberaría, era el ejecutor de la soga, e incluso era el mismo publico en ese estrado. Nada de lo que podrían hacer a mi alrededor era bueno para mí, y nada de lo que hicieran me haría feliz y cambiar de opinión hacia mi y de lo que había hecho.

Bien me recuero 1 enero 2018 año nuevo se dictó el fallo, ya estaba decidido días antes, sin embargo algo que puedes hacer siempre es comenzar con borrón y cuenta nueva, se dicta el fallo a favor de estar mejor que antes, y no solo el arrepentirme de lo que había sucedido, sino el comprometerme a mi mismo que no volvería a pasar algo así, sino también a que no volvería a verme en el estado en el que me vi, no caer nunca más en depresión y siempre ver lo mejor para mí, sentirme de nuevo con tanta voluntad y con tanto ego como siempre lo tuve.

Resultado de imagen para caer en el abismo

No siempre tendremos a ese alguien que te da una cachetada emocional, y decirte las cosas claras, fuera de nuestros padres, que sinceramente pocos los escuchan, pero ese alguien eres tu mismo, mas nunca debes de verte en esa mala vibra en la que estabas, mas que motivarte es darte una cachetada y dejarte de boberías, dejar a un lado las personas que te invitan a entrar en ambientes que no perteneces, en buscar refugio en gente que te manipula y luego te deja a un lado, tal vez es que un familiar fallece, y ese familiar era tu soporte emocional, darnos cuenta y aceptar que no  estaremos siempre vivos y no estaremos con ellos siempre, sino hay que vivirlos cada día como si fuese el ultimo.

Mas que motivacional, esto es un pequeño consejo que doy con la experiencia que tuve, cosa que me contradigo cuando publico esto, siempre digo que las experiencias deben ser propias, pero el comentártelo me hace sacar algo mas que solo letras que forman oraciones. Analízalo bien y dime ¿si lo que haces esta o no en el camino que realmente quieres?

¡Sal del hueco emocional del que te has metido!

 

“La única persona que tiene las respuestas eres tú”

Omar Hernandez