¿Qué pasaría si no pudieras tener errores? ¿Crees que el equivocarte es tan malo como parece? Creo que todo depende de la gravedad y de la circunstancia que se haya realizado. Todos cometemos errores y seguiremos haciéndolo siempre, es algo natural en cada uno de nosotros, y no hay que sentirnos mal por ello, eso sí, cuando dañas a alguien ahí puedes incluso dado la gravedad del caso como ya mencione es casi que podrían incluso arrepentirte por haberlo hecho.

Una de las cualidades de un error es que nos puede hacer mejorar más cada vez, y esto se refiere a que muchas veces tenemos que pasar por errores propios para aprender de algo o de alguien, sea cual sea la experiencia, es necesario aprender por cuenta propia de que cosas está mal y cuáles no.

Vamos a un ejemplo: si te dicen que por un campo escampado puede ocurrirte algo, pero aun asi piensas de que no te pasara nada, existen varias posibilidades: que efectivamente no te pasara nada, que recibas igual o peor daño que lo que la otra persona recibió, que por confiado dudes de tu misma palabra y transites ese escampado con pánico a que algo te suceda. Como les digo las personas aprenden por experiencias propias y no por experiencias de terceros, ya que la mente no acepta un NO como respuesta, es algo natural.

Otro ejemplo es cuando un error daña a otro, es un error que puede ser consiente o inconsciente, sea cual sea las maneras al hacer que una persona sea dañada por algo que propiamente has hecho es tu deber cambiar tu modalidad, reformularte y pensar bien las cosas, por cuestiones morales es lógico pensar que dañar a alguien es algo malo, y en efecto es así. Ahora bien, ¿Qué hacer en esos casos cuando terminas dañando a alguien emocionalmente hablando? Pues lo primero es reconocer de manera consiente que en pocas palabras “has metido la pata”, aceptar los hechos y no solo compensar a la otra persona reaccionando diferente cambiando las actitudes siguientes y comprometerte con esa persona de manera clara. Ojo en tu momento de pensadora darte unos minutos también para comprometerte contigo mismo, hablarte, evaluar daños, cambiar actitudes, no hacer el cambio de actitudes porque si, sino por ti y para ti, ya que la primera persona en la que debes pensar es en ti mismo, si te quieres seguir viendo igual que siempre, o ser esa persona de la cual se sienta a gusto y con la conciencia tranquila.

Todo dependerá de las actitudes que tomes luego de que hayas hablado contigo mismo, determinara tu cambio, y como dicen: actitudes hablan más que mil promesas.

Nos esforzamos en no cometer errores y ser perfeccionistas, sin embargo, los errores son un medio que nos ayuda a mejorar si es que lo queremos

Omar Hernández

Anuncios