¿Que nos diferencia entre unos a otros? ¿Es realmente importante que seamos iguales en sentimiento y mentalidad? Mi punto de vista es un fuerte y claro NO. Las cosas que nos suceden deben ser solo eso “experiencias “para nuestro libro de vida, no debería ser algo indispensable para poder convivir con alguien.

¿Qué te sucede cuando tienes una ruptura? ¿Duele no? Que más puede haber para sentirse real con situaciones como esas, que siempre tienden a quedar en la memoria de todos nosotros,  que no se va así nada más, que mientras pasa el tiempo me voy dando cuenta que posiblemente hayas sido yo el del error y que me esmero en mantenerme sonriente ante los demás, no solo para que no me molesten sino para convencerme a mí mismo de que estoy bien y que no siempre estaré con mala racha, riendo de estupideces para que al menos me salga una risa real, me pueda calmar la ansiedad y bajar un poco la presión del pecho que tengo desde que se fue.

Desde que tengo memoria he vivido con la idea y fuerte convicción de que puedo hacer muchos cambios en mí, por mi propia cuenta, por mucho que otros intenten bajar los ánimos o ponerme trampas que puedan ocasionarme daño de cualquier tipo, sin embargo, sé que puedo manejarme en cualquier campo sea laboral o social, y cuando se trata de lo más normal del mundo como una relación, me sigo dando cuenta que es una materia que repruebo una y otra vez, una con peor nota que otra, que nunca acabo de darme cuenta donde está el error o en que pregunta me equivoco para poder resolver de mejor manera la próxima vez. De algo si estoy seguro, de que no importa cuanta fuerza física tenga y no importa cuántas veces pueda yo caerme o levantarme, el problema que tengo junto con el resto de personas pasen por lo mismo es que nuestra mente nos juega malísima pasada, y me refiero a malísima en muchos aspectos, en el que recuerdo ese local donde tomamos café, donde comimos helado, donde nos abrazamos por primera vez , ese primer chocolate que me regalo, ese día que la cargue y dije: “es mía”, ese día que le preparo la cena y me da las gracias con una sonrisa tan grande que se volvió tan imprescindible para mi escuchar su risa cuando le contaba chistes malos o decía cualquier estupidez para que ella pudiera soltar de su boca ese sonido que me llenaba.Resultado de imagen para soledad infinita

Amor le dicen, no me recuerdo otra palabra tan complicada, tan retorcida, muy fácil de describir pero tan difícil de demostrar y que a no todos se nos da tan fácil. Duele saber que tal vez se va a acordar de mi ahora como una persona que posiblemente le hizo daño, que no fue lo suficiente como para decir ciertas cosas en el momento preciso o como el que le dio todo lo que alguien puede darte, sea tan bueno como unas palabras de aliento, apoyo moral e incondicional, cariños que a su modo de ver dudaba en muchos casos pero aun así no se resignaba a dar por muerto, o como ese que no pudo tener y que duele haber conocido cuando tenga que hablarle a sus amigas.

Tal vez soy yo que pienso eso y soy el que está pensando en cosas como estas cuando tal vez ni se acordara de mí en pocos días. De algo estoy seguro es que me equivoco cada vez que conozco a alguien, intento ser yo mismo y se va. Sea cual sea la razón, las experiencias de la vida no son razón para estar o no con alguien, lo que cuenta es el interés que tienes hacia esa persona y si es reciproco, la voluntad que tiene esa persona para querer darlo todo cuando tu no lo pidas. Si no es algo que se pueda medir de manera mutua pues no puedo obligar a alguien a estar conmigo. Se perderá por mientras de una mente brillante como la mía, lleno de defectos espectaculares.

“se tu mismo, las cosas se dan por algo, pero siempre se tu mismo”

Omar Hernandez