Resultado de imagen para balance

Seamos sinceros, las historias de amor nos conmueven y nos hace llenar la mente de ese motivo por el cual enamorarnos, de volver a creer, de mantener una ilusión de que si efectivamente se puede vivir en armonía con alguien, siendo este el caso real porque si efectivamente se puede llegar a vivir con alguien en total paz, sin embargo, algo en nuestro ser nos gusta que eso no sea algo rutinario, algo que sea predecible y constante, porque ¿a quien no le gusta de vez en cuando peleas y discusiones que ameriten una verdadera reconciliación?.

Suena macabro si lo pones en ese punto de vista, “te gusta lo lindo  bonito, pero de vez en cuando es satisfactorio golpearlo un poco para ponerle algo de picante a la relación”, una mente humana es capaz de lo que sea por mantener su felicidad así tenga que decir una que otra mentira. Ríete conmigo, tal vez sea la única forma de darte cuenta que tengo razón y que tú también lo haz hecho.

En la mente de Carla, no pensaba: “encontré al hombre de mi vida”, pensaba en que pues es una transición, un noviazgo que  puede surgir, como también no y que solo puede ser cosas del momento que ella sentía. Por el lado de Edgar sienta calidez y tranquilidad pero aun no entendía en donde había entrado ÉL en esta trama, aún no se da cuenta que está por abrir una puerta de sentimientos con doble filo, que por un lado podrá tenerlo todo, y que por el otro mostrará que esa coraza mostrada al mundo tal vez sea una muy delgada que posiblemente sea abierta.

Aun con todo lo analítico que puede ser Edgar siguió dándole importancia a Carla, mantuvo comunicación constante, prioridades, dando ejemplo, e involucrando a Carla en actividades como por ejemplo salidas al cine, preparándole cenas, yendo a restaurantes, incluso hasta llegar a conocer a la familia de Carla que ya lo tomaba como el hijo que nunca tuvieron, el presentándola a sus familiares de igual manera, en pocas palabras siendo lo más cordial y serio posible. No se emocionen esto no se dio en dos días, pasaron más días, mientras Carla intenta descifrar muchas actitudes que no encajaban como por ejemplo: la obsesión de Edgar querer sobresalir y pasar por encima de los demás, dándose crédito como la persona vanidosa que era, creando un aura de rechazo hacia el resto de personas que a su modo de ver, Carla no lo repudia sino más bien intentaba entender para lograr buscar la fuente, tal vez ella tenga fe en él, tal vez ella ve más allá de lo que el resto percibe cuando él hablaba, y él tenga el miedo de darlo todo y salir dañado de la misma, balance que debe ser resuelto, o tal vez aún no.