“Quiero escuchar y quiero que me escuches”. Frase muy clara, muy puntual, de persona que no solo está a disposición de los demás y a su vez necesita expresar sus momentos, aunque no con todos, sino con quien ella confía.

Resultado de imagen para historiador

Cuando comunicas tu idea hacia el mundo surgen cosas como estas, en las que no sabes quien pueda estar necesitando de ti y no lo sabes, cuando alguien pide apoyo o ayuda y no lo sabías, esto sucede todos los días, a cada momento y simplemente nos hacemos ciegos y sordos de ello. Por otro lado no significa que siempre será sencillo obtener una frase como esa, tal vez sea más complicado y no sea de manera literal que te lo diga, puede manifestarse de otra forma como un acercamiento un debate o solo una mirada. Iniciemos este storytelling contando el avance de este y muchas situaciones en la que nuestro personaje llamado Edgar un famoso historiador y del cómo conoce a Carla una modelo de una serie de marcas en el país y a que posibles caminos les lleve esta amistad repentina donde se conocen en una convención en el museo de Louvre en Francia, donde están en un grupo de personas reunidas admirando la pintura de Leonardo da vinci, mientras el guía da cuidadosos detalles sobre la famosa pintura. Durante la exhibición Edgar hace un comentario, donde deja algo de duda sobre el guía diciendo: “Si las pinturas reflejan el sentimiento del pintor, ¿Por qué el 90% de los que están aquí piensa que solo es una pintura valiosa?” de inmediato el guía toma un segundo para pensar una respuesta coherente donde se traba diciendo : -Es…es… bueno supongo que cada quien tiene su propio punto de vista, lo que una simple pregunta hace, para que desmorone todo el contenido que el guía había expuesto sobre el lienzo. Pregunta que a todos les llamó la atención no fue así hacia Carla, no seré predecible al contar una historia de amor.

Sucede esto una vez más en unos lienzos más adelante cuando Edgar puede notar un silencio en la sala, no se percató del todo que el museo creaba una atmósfera donde él y su mente puedan tener las conversaciones habituales, donde no se está detectando el sonido de vehículos o personas hablando con alto tono de voz. Esto le hace tomar la decisión de ir aproximándose a una obra de arte, una donde se encuentra una dama en brazos de Eros denominada “la Odisea”, le causa mucha intriga, primero por lo emblemática que es, segundo por lo artístico que es, donde Edgar sigue muy encerrado en su mundo y hablándole a su conciencia no solo sobre la escultura ya que ni en eso se ponen de acuerdo sino en todo lo que representa el mundo exterior. Esto no le toma minutos ya que cuando él entra en razón, ya el grupo con el guía habían terminado el recorrido seguramente, además de haber pasado minutos después de cerrar el museo.

Continuará…

 

Foto: “La Odisea” http://gcodina.blogspot.pe/2011/02/escultura-o-como-dar-vida-un-trozo-de.html