Ser único, ser distinto, mantener un orden y concentración es una de las cualidades que definen a una persona, no todas pero detalles hacen cambiar de un momento a otro. Creamos a nuestra manera nuestro entorno de acuerdo a nuestras necesidades y deseos, sumando y restando personas en nuestra vida. A mi modo personal no es mi manera conformarme con lo que ya tengo, tampoco creo que es suficiente tener lo que en un futuro pueda tener, no es mi personalidad mantener un ritmo y ser más, no seguir subiendo en uno de los temores que me tiene pensando día a día, quedarme en un solo lugar y caer en rutina es algo que trato en lo posible de evitar por tener esa cualidad de ser distinto.

 

Resultado de imagen para ganador

Puedo compararme con alguien y notar mis falencias y ventajas, puedo hacer que mis habilidades sean reconocidas y notorias ante los demás, crear un ambiente en mi mente en el que todo encaje perfecto para que mi objetivo sea logrado. Una de las cosas que me han mencionado recientemente es el que uso mi inteligencia para hacer sentir menos a otro, al inicio se me muestra confuso pero al analizarlo me doy cuenta que en parte es verdad y me veo  malévolo cada vez que muestro ese lado, por querer pasar por encima de alguien solo con datos inteligentes y comienzo a caer pesado (caer mal). En parte sí es cierto que no me importa, es naturaleza de ganar a toda costa, es simple está claro y tal vez lo siga haciendo (a menor escala), creo que juzgar a alguien por querer siempre sobresalir es algo que no debería ser, por motivos de que, todo es competencia, todo en la vida es un ganar o perder, y para darte un ejemplo: ¿cuántos espermatozoides aparecen en un acto sexual? Millones ¿verdad?, y todos buscan un objetivo que es el llegar al óvulo y sobrevivir, pero solo uno puede hacerlo, y ese ganador eres tú. Competencia en todo nivel, ahora que haya personas que lo toman muy muy en serio es ya algo drástico pero yo lo veo a que me gusta ganar sin dañar a otro. Soy competitivo, soy nerd, malévolo, razonable, poco emotivo, curioso, gracioso y muy ocurrente, pero algo que no soy ni haré es rendirme para que otro pueda ganar, teniendo yo la posibilidad de hacerlo, ¿suena egoísta verdad? Bueno, no está en tus genes perder o quedar segundo, ni siquiera cuando mamá le daba algo mejor a tu hermano y a ti no, PIENSALO.

Los legados los hacemos los que ganamos, los que impulsan a otros, los que se atreven, los que dejan de ser igual que los demás y buscan ser más, los que no tienen el miedo de ganar, los que tienen la capacidad de hacerlo, los que simplemente no son igual que los demás, no piensan igual que los demás, si ese eres tu, pues sientete orgulloso de ti mismo y no te dejes influenciar por quienes no pueden o tiene miedo.

Imagen relacionada

“si estuviera diseñado para perder, no estaría respirando. Prefiero caer mal por ganador que escuchar a los demás dando ánimos porque perdí”

Omar Hernandez