En definitiva algo raro, algo extraño, no es fácil tampoco ya que es más fácil pedir un vaso de agua, no es algo de otro mundo tampoco pero no todo el mundo lo dice con honestidad y es el pedir PERDÓN.

¿A qué se debe que sea más fácil saltar de un avión que pedir perdón? Pues es una palabra que hace que tu personalidad se muestre, ese verdadero tu que no muestras a todos sea cual sea tu personalidad, y que ciertamente engloba muchas cosas pero la más clara de todas es que fácil no es.

Resultado de imagen para secreto al oido

Puede que se te presente en una situación que en el momento te des cuenta que fallaste, que decepcionaste a alguien, que estuviste consciente del pequeño agravio que cometiste, suele ser algo básico pedir perdón a alguien y es por no ser tan duro para ambas partes así que este nivel es un poco superficial puede que muchos lo tomen a bien pero también lo tomen como mal y no le crean o acepten el perdón.

Por otro lado se encuentra el perdón donde has cometido una falta sumamente grave donde la parte afectada ya no vuelve a ser la misma, donde la integridad en pocas palabras de la persona ya se ven involucrada, donde quiebras totalmente a alguien, donde simplemente no te diste cuenta en su momento del grave daño que le hiciste a esa persona, que en parte no es tu culpa por haber sido mala persona porque tu cerebro no coincidió entre la situación y tu lado racional que te permita estar consciente de lo que hacías y al pedir perdón cuando te das cuenta y analizas todo el pasado, vuelve en sí tu lado humano por así decirlo, donde literal llorar a cantaros, donde te vuelves nada porque estas siendo real, porque cuando le pides ese perdón a alguien que realmente dañaste es un sentimiento tanto liberador para ti porque te sacas un peso de encima por ser honesto y real, como también le devuelves a la persona afectada su alma, le devuelves lo que perdió cuando fue dañada que es su integridad.

Resultado de imagen para pedir perdon

No con esto quiero decir que primero daña y luego arrepiéntete de tus actos, no es así , simplemente no debes dañar ni a tu pareja ni a tus amistades , familias o hasta simplemente personas que no te agradan recuerda que hay un ciclo de la vida,, y todo retorna a su origen, tampoco te digo que debas ser un santo, pero trata en lo posible de vivir tu vida bien para TI, sentirte bien tu como persona , quererte a ti mismo, se racional y no dejarte llevar por tus emociones y mira como tu entorno cambia, como las personas te reciben, ahí te darás cuenta que solo haciéndote el bien a ti darás bien a los demás.

“Palabras honestas y un fuerte abrazo a esa persona, que tal vez no vuelva a confiar en ti pero le harás el favor de devolverle su integridad”

Omar Hernandez