Cuando el día se vuelve tan común y rutinario, algo o alguien te cambia la salida, como un día te vuelca a lo extraño e inesperado, cuando te centras en una sola cosa, una sola mentalidad siempre, se conspira contra ti, contra tus ideales y contra todo pronóstico. Siempre esa persona que te inicia un fuego interno, esa calida sensación aparece y ves los ojos color oscuro que no solo te mueve el piso, o esa voz que detalla cada letra cuando la pronuncia, te envía a su mundo, que ilumina toda la habitación de su energía, sino que al caminar sin ninguna intención hace sonar la planta de sus zapatos color crema, con ese movimiento de ida y venida que no resulta ser tan exagerado pero para ir en cámara lenta ya es algo fuera de lo común. No derrocha maquillaje, pero si gracia, no exagera en el delineado de sus ojos, pero si resalta desde varias calles su sonrisa.

walking

Olor caro, correcto es Victoria,s Secret es la esencia que maneja ese día, se huele cuando te acercas para abrazarla, el labial color vino que te deja manchado cuando te acercas a besarlo, sin embargo su olor más consistente y más único no se encuentra en el cuello que dibuja una curva muy delgada hasta llegar a su delicado hombro, sino en su oscuro y casi visible ubicación, que no es para todos, sino para el único hombre que le ha hecho venir su cuerpo y su mente. Día de calor y tranquilidad, día de deseo carnal, y deseo mental hacia ella, contemplando su compañía y teniendo el privilegio de tomar la mano y cruzar la calle, con el poder que acredita decir: ser su hombre, mostrando que la cuida bajo el mundo retorcido que la mira cuando va caminando, pero voltean la mirada al notar eso precisamente, que no está sola, que al sentarse en la banca junto a ese acantilado, que hace relajar su cuerpo y su mente deseando que sigan pasando las horas de manera lenta y que el atardecer siga cambiando de colores pasteles, para que ella pueda mirar y decir: “un rato más”.

Imagen relacionada

Sin importar que caiga la noche, es el deseo que ella trasmite, ese poder que tiene de que un día tan apático cambie y te sienta tan glorioso, tan memorable, y que sea un punto de partida para un futuro próspero, y que el profesionalismo, madurez mantenga ese nivel sin caer en el desagradable momento del orgullo, sin que la confianza pierda protagonismo. Ese es un día con ella, y si esto es lo que propone, y este es su mínimo esfuerzo no me imaginarias como seria que ella lo de todo porque los días siguientes sean miércoles de paz.

“Busca una mujer que te empuje hacia tus metas, que tu la empujes a logras las suyas y que los dos vuelen de exito”

-Omar Hernandez-